bildt77_JOHN THYSAFP via Getty Images_EUChinaMichelYi John Thys/AFP via Getty Images

Cómo puede convivir Europa con China

ESTOCOLMO – En una era de creciente tensión entre Estados Unidos y China, ¿podrá la Unión Europea mantener un margen de maniobra suficiente para actuar en beneficio propio? Esa será una pregunta clave para los responsables de las políticas de la UE en los años venideros.

El conflicto chino-estadounidense ya es un tema central con miras a la elección presidencial en EE. UU. el próximo noviembre, porque el gobierno del presidente Donald Trump claramente decidió que criticar a China es una forma de distraer la atención de sus propios fracasos, pero incluso si Trump pierde frente a su supuesto retador, Joe Biden, la confrontación bilateral seguirá aumentando. Para la clase dirigente en la política y la política exterior estadounidenses, la búsqueda activa de formas de limitar, detener o incluso revertir el ascenso geopolítico de China es un objetivo común a ambos partidos.

Sin embargo, incluso con las políticas más agresivas, es difícil que EE. UU. (o alguien más) lo logre. El PIB chino per cápita (ajustado por paridad de poder adquisitivo) es casi un tercio del estadounidense o del de la mayoría de los países europeos, pero en términos del tamaño total de su economía, rápidamente se está acercando al de EE. UU. y la UE.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/nyGL8jRes