cardenas6_Panuwat SikhamGetty Images_worldcurrenciesglobe Panuwat Sikham/Getty Images

Las economías emergentes necesitan nuevo financiamiento, no moratorias

BOGOTÁ – Muchos están reclamando una moratoria temporaria de todos los pagos de deuda por parte de las economías en desarrollo y emergentes, para impedir que la pandemia del COVID-19 desate un tsunami de defaults soberanos. En lugar de esperar pasivamente a que los deudores dejen de cumplir con sus obligaciones, sostienen, sería mejor que los acreedores acordaran ahora suspender los pagos por un tiempo.

Pero, si bien un congelamiento general de los pagos de deuda podría ayudar a muchos países de bajos ingresos que carecen de una opción mejor, podría ser contraproducente para las economías emergentes que hoy siguen teniendo acceso a los mercados financieros. Lo que estos países necesitan ahora es más ingresos de capital, no restricciones sobre los egresos.

Las suspensiones de pagos plantean dos problemas. Primero, las economías emergentes necesitan nuevo financiamiento neto –en otras palabras, más recursos de los que tendrían disponibles si se congelaran sus obligaciones de pago de deuda-. Segundo, los países que participan en una suspensión temporal de pago enfrentarán acciones legales de parte de algunos bonistas, lo que comprometería su acceso futuro a los mercados de capital.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/UCtrlvwes