JGI/Tom Grill/Getty Images

El engaño de las capacidades

LONDRES – Todos coinciden en que una mejor educación y mejores capacidades, para la mayor cantidad de gente posible, es crucial para incrementar la productividad y los niveles de vida y para enfrentar la creciente desigualdad. Ahora bien, ¿qué pasa si todos están equivocados?

La mayoría de los economistas están seguros de que el capital humano es tan importante para el crecimiento de la productividad como el capital físico. Y, en cierta medida, obviamente es así. Las economías modernas no serían posibles sin una capacidad para la aritmética y un alfabetismo generalizados: muchas economías emergentes están retrasadas porque las capacidades son inadecuadas.

Pero una característica asombrosa de la economía moderna es la poca gente calificada que hace falta para impulsar áreas cruciales de la actividad económica. Facebook tiene un valor de mercado de 374.000 millones de dólares, pero sólo 14.500 empleados. Microsoft, con un valor de mercado de 400.000 millones de dólares, emplea a apenas 114.000 personas. GlaxoSmithKline, valuada en más de 100.000 millones de dólares, tiene apenas 96.000 empleados en la nómina.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/Typ5Ucc/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.