dervis89_CarlosAndreSantos_handdigitalsocialworld CarlosAndreSantos/Getty Images

Cómo renovar el contrato social

WASHINGTON, DC – El éxito de la democracia estilo occidental después de la Segunda Guerra Mundial estaba basado en los contratos sociales nacionales: los ciudadanos pagaban impuestos y el estado ofrecía las condiciones para un progreso económico estable, junto con empleos seguros, una red de seguridad social y políticas redistributivas que achicaban la brecha de ingresos entre los propietarios y los trabajadores. Si bien el grado de redistribución y la disponibilidad de empleos seguros variaba entre los países, la gran mayoría de los ciudadanos aceptaban el acuerdo.

Sin embargo, en las últimas décadas, la globalización ha erosionado el contrato social de posguerra al debilitar el estado-nación. El mayor comercio global y los mayores flujos financieros han contribuido a la prosperidad, pero también han creado perdedores. La desigualdad de ingresos se ha ampliado en muchos países, y la concentración de riqueza en el extremo superior de la pirámide ya no parece tolerable. Es más, la crisis financiera global de 2008 hizo mella en la confianza pública en un progreso económico estable.

Los gobiernos democráticos hoy enfrentan dos desafíos principales al intentar revivir los contratos sociales de sus países. Deben garantizar una red de seguridad fuerte y eficiente adaptando las políticas sociales y del mercado laboral al nuevo mundo del trabajo. Y deben tomar medidas concretas a favor de ofrecer bienes públicos globales –como enfrentar el cambio climático- garantizando un apoyo doméstico para la cooperación internacional.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/k8LyDh7es