0

Los conductores verdes de China

BEIJING – A principios de este mes, el gobierno chino anunció otra medida audaz con el fin de aliviar la congestión del tráfico y reducir las emisiones de carbono: las autoridades quieren que el 60% de todo el uso de vehículos automotores en los pueblos y ciudades sea de transporte público, y el gobierno de Beijing está instando a los gobiernos regionales para que utilicen más vehículos de emisiones cero y que funcionen con energías alternativas.

China continúa siendo el principal mercado para vehículos que funcionan con gasolina, pero cada vez está más claro que el gobierno chino tiene la intención de posicionarse como el líder mundial en vehículos de energía limpia. La Alianza Renault-Nissan apoyará el objetivo ambicioso de China.

Nissan entró al mercado de China en el año 2003, cuando los consumidores chinos compraron 4,5 millones de automóviles. Los escépticos dijeron que Nissan llegó “tarde al juego” en China: el mercado chino de automóviles, supuestamente, estaba totalmente saturado. En aquel entonces, el mercado mundial de automóviles más grande era Estados Unidos, en dicha época los estadounidenses compraban más de 16 millones de automóviles y camiones.

Una década hace una gran diferencia: en el año 2012, los consumidores chinos compraron un estimado de 18 millones de automóviles nuevos, lo que significó un aumento del 300%. El crecimiento del sector automotriz de China silenció a los escépticos y superó inclusive las expectativas más optimistas de terceros que actúan como observadores externos.