xhan1_Kevin FrayerGetty Images_china solar power Kevin Frayer/Getty Images

Evaluación de las perspectivas de China para alcanzar la neutralidad de carbono

NUEVA YORK – En la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre, el presidente chino Xi Jinping anunció que China se propone lograr la neutralidad del carbono hasta el año 2060. Teniendo en cuenta que China ha sido la mayor fuente de emisiones mundiales de dióxido de carbono del planeta en los últimos años, misma que representa aproximadamente el 30% del total de las emisiones del planeta, la descarbonización de este país podría contribuir sustancialmente al esfuerzo mundial por mitigar el cambio climático.

China, por supuesto, tendrá que reequilibrar su economía. Entre otros aspectos, eso significa desplazarse desde la manufactura a los servicios, desde una actividad intensiva en capital a la innovación, desde las exportaciones a la demanda interna y desde la inversión al consumo. Todos estos cambios se refuerzan mutuamente, de tal manera que el plasmar uno de ellos facilita el avance de los demás.

Más aún, el reequilibrio también contribuirá a la transición energética de China, al desplazarse de una actividad intensiva en energía a una actividad poco intensiva en energía. Por ejemplo, si el capital y la mano de obra pasan de la producción de acero, cemento y bienes industriales a la provisión de educación, atención de salud y oportunidades de esparcimiento, la economía gradualmente debería consumir menos energía por cada unidad del PBI producida.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/hmnQCVUes