ang3_JOHANNES EISELEAFP via Getty Images_chinashanghaipeopledailylife Johannes Eisele/AFP via Getty Images

La necesidad de no perder la perspectiva general en la reducción de la pobreza

ANN ARBOR – El Nobel de Economía de este año fue otorgado a Abhijit Banerjee, Esther Duflo y Michael Kremer por su aproximación experimental a la reducción de la pobreza. En el comunicado del Comité del Premio Nobel, el uso por parte de estos economistas de ensayos aleatorios controlados (RCT, por sus siglas en inglés), un método adaptado de las ciencias médicas, para comprobar al funcionamiento de intervenciones específicas “ha mejorado considerablemente nuestra capacidad de combatir la pobreza global”.

Pero, mientras algunos celebran el reconocimiento a una nueva forma de abordar un viejo problema, otros dudan de que “dividir este asunto en preguntas más pequeñas y manejables”, como lo expresa el Comité del Nobel, realmente pueda reducir la pobreza a gran escala. Resulta reveladora la ausencia en el debate de la experiencia de China, que representa más del 70% de la reducción global de la pobreza global desde la década de los 80, en lo que constituye el caso más exitoso de la historia moderna.

En las últimas cuatro décadas más de 850 millones de chinos han salido de la pobreza. Y, sin embargo, como observa Yao Yang de la Universidad de Pekín, eso “no tuvo nada que ver con los RCT”, ni implicó conceder dádivas a los pobres. En lugar de ello, fue el resultado de un veloz desarrollo nacional.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/9LKCjwges;