Skip to main content
Fiery Cross Reef south china sea DigitalGlobe/ScapeWare3d

China necesita una gran estrategia nueva

CLAREMONT, CALIFORNIA – La Guerra Fría terminó en diciembre de 1991, cuando se desintegró la Unión Soviética. La era pos-Guerra Fría terminó en noviembre de 2016, cuando Donald Trump ganó la presidencia de Estados Unidos.

Resulta imposible predecir todo lo que traerá consigo la era Trump, en particular debido a la propia arbitrariedad de Trump. Pero algunas consecuencias ya son evidentes. En apenas un par de semanas, la presidencia de Trump ha cambiado drásticamente las suposiciones clave que sustentaban la gran estrategia de pos-Guerra Fría de China.

La primera suposición es ideológica. El ostensible triunfo de la democracia liberal occidental en 1989 le infundió a ese sistema una suerte de predominio. Se supuso, por lo tanto, que planteaba una amenaza existencial para el Partido Comunista Chino (PCC).

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/PvHHHFK/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions