yu51_VCGVCG via Getty Images_chinastockmarket VCG via Getty Images

China necesita un estímulo económico

BEIJING – Puede que el crecimiento del PIB de China sea sólido en términos globales, pero la tasa anualizada de un 6% en el tercer trimestre de 2019 es la menor registrada en el país desde 1992. De hecho, el crecimiento del PIB chino ha ido disminuyendo a paso constante desde el primer trimestre de 2010, cuando superó el 12%, en una tendencia a la baja que es más riesgosa de lo que muchos observadores parecen comprender.

En los años recientes, la perspectiva de un menor crecimiento chino ha tenido una aceptación generalizada, tanto dentro como fuera de China. Se argumenta que la reducción de la población en edad laboral significa que ya no es esencial un crecimiento del 8% para el pleno empleo, por lo que introducir más estímulos fiscales o monetarios no merece el riesgo. En lugar de ello, las autoridades chinas deberían centrarse en mejorar la calidad del crecimiento mediante reformas estructurales del lado de la demanda, objetivo que la mayoría de los economistas chinos argumentan que, de hecho, puede ser más fácil de lograr en un entorno de menor crecimiento.

Se trata de un enfoque equivocado. Si bien el ajuste estructural es crucial, un crecimiento económico más lento no es un requisito previo para el éxito; por el contrario, sería un impedimento para la reforma. Más aún, dado que la complejidad del mercado laboral chino impide la recolección de datos, es probable que la situación de empleo en China no sea tan sólida como muchos creen.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/lUnxau2es;