People's Bank of China building Zhang Peng/Getty Images

Por qué se ha estancado la liberalización de la cuenta de capital de China

BEIJING – A principios de 2012, el Banco Popular de China (BPCh) aprovechó lo que consideró una “oportunidad estratégica” para acelerar el proceso de liberalización de la cuenta de capitales que ha estado en marcha desde 2009. Se esperaba que el renminbi fuera “básicamente” convertible a finales de 2015 y totalmente convertible para fines de 2020. Pero las cosas no han funcionado como se esperaba.

Los problemas comenzaron en 2014, cuando la cuenta de capitales de China, que había estado en superávit desde los noventa, entró en déficit. A fines del año siguiente, el déficit había crecido tanto que la balanza de pagos global (BOP, por sus siglas en inglés) del país también pasó a ser negativa, pese a que el superávit de su cuenta corriente se mantuvo por sobre los 300 mil millones de dólares. El año pasado, el déficit de su cuenta de capitales ascendió a unos 200 mil millones de dólares.

El BPCh intervino fuertemente para proteger el renminbi, proceso que demostró ser bastante costoso. En menos de dos años, las reservas de divisas de China cayeron desde su máximo de 4 billones de dólares a mediados de 2014 a algo menos de 3 billones de dólares.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/IefxP3v/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.