0

China y la India al descubierto

BERKELEY – El próximo viaje del Primer Ministro chino Wen Jiabao a la India, que ocurre a pocos días de la reciente visita del Presidente Barack Obama, será otra oportunidad para que los medios globales comenten en abundancia sobre el creciente poderío económico de China e India. Podemos estar seguros de que los puntos débiles de ambas economías se mantendrán fuera de la vista.

Tras un par de siglos de relativo estancamiento, estos dos países, que sumados representan cerca de dos tercios de la población mundial, han experimentado un crecimiento económico notablemente rápido en las últimas tres décadas. En manufactura y servicios (principalmente software, procesamiento para empresas, etc.), respectivamente, China e India han avanzado mucho a nivel internacional y su adquisición de compañías globales ha suscitado gran atención.

Pero algunas afirmaciones imprecisas, en los constantes y a menudo interminables relatos acerca de las dos economías, se han convertido en lugar común. Mucho de lo que realmente ocurre dentro de estos dos grandes países queda fuera de ellos.

Por ejemplo, en términos de valor añadido (el valor del producto tras restar el coste de los materiales y componentes), China -al contrario de la impresión popular- no es todavía el centro mundial de la manufactura. Los chinos producen cerca del 15% de valor añadido de la producción manufacturera mundial, mientras Estados Unidos contribuye con cerca del 24% y la Unión Europea alrededor del 20%.