3

Chile y las protestas estudiantiles

SANTIAGO, CHILE - Como es lógico, en distintos países me he encontrado en los últimos meses con la misma pregunta: ¿Qué pasa en Chile, uno de los países que más ha avanzado en el continente, para que los estudiantes y sus familias estén protestando en la calle?

Y la respuesta está precisamente ahí. Porque Chile logró avanzar enormemente en veinte años, su gente alcanzó una madurez de sensibilidad política que reclama nuevos derechos y no acepta las ataduras aún ligadas al pasado.

Entre 1990 y el 2010, Chile recuperó la democracia.  Tuvo un crecimiento elevado y multiplicó por más de dos el ingreso por habitante.  Y eso permitió reducir la pobreza, con políticas focalizadas de alta eficiencia. En el año 1990 el 40% de los chilenos vivían bajo la línea de pobreza, hacia el año 2000 ésta se había reducido al 22% y hacia el 2010 al 11%.  Y la indigencia estaba en poco más de 3%.  Era otro Chile.  Ese 29% que había dejado atrás la línea de pobreza era ahora una incipiente clase media con otras aspiraciones y nuevas metas.  

Vinieron las demandas por más oportunidades y mayor calidad de vida. Viviendas adecuadas, acceso a mejores servicios de salud, un medio ambiente con más resguardo y, por cierto, la más importante de todas las demandas en este ascenso social: el acceso a la educación superior.