Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

rees4_Andrew Brookes_Getty Images_laboratory Andrew Brookes/Getty Images

La amenaza de la biomedicina

CAMBRIDGE – Los avances biomédicos de las últimas décadas han sido enormemente beneficiosos, sobre todo para los pobres del mundo, cuya expectativa de vida ha aumentado de manera radical. Sin embargo, el futuro está cargado de riesgos. Si bien las constantes innovaciones seguirán mejorando las vidas de las personas, también darán paso a nuevas amenazas y agudizarán algunos dilemas éticos acerca de la vida humana misma.

Para comenzar, muchos científicos están buscando maneras cada vez más extremas de lograr prolongar la vida humana. Pero, si bien se puede decir que daríamos la bienvenida a una mayor esperanza de vida en buenas condiciones de salud, muchos no querríamos hacerlo si nuestra calidad de vida o diagnóstico cayera por debajo de un umbral determinado. Tememos aferrarnos a la vida en situación de demencia, por ejemplo, y ser causa del malgasto de los recursos o la simpatía de los demás.

Los avances médicos están también difuminando la transición entre vida y muerte. Hoy se considera que la “muerte cerebral”, cuando cesan todas las señales medibles de actividad cerebral, marca el fin de la vida. Pero existen propuestas de reiniciar artificialmente la actividad cardíaca después de la “muerte cerebral”, a fin de mantener “frescos” por más tiempo los órganos trasplantables.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/j6B3nUses;