sachs340_ Yasin OzturkAnadolu AgencyGetty Images_USuighur Yasin Ozturk/Anadolu Agency/Getty Images

La acusación de genocidio en Xinjiang es infundada

NUEVA YORK/LONDRES – El gobierno estadounidense intensificó innecesariamente su retórica contra China, con la afirmación de que hay en marcha un genocidio contra el pueblo uigur en la región de Xinjiang. Una acusación de esa gravedad importa, ya que al genocidio se lo considera, con razón, «el crimen de crímenes». Muchos comentaristas reclaman un boicot a las Olimpíadas de Invierno 2022 en Beijing, a las que apodan «Olimpíadas del Genocidio».

La acusación de genocidio la formuló, durante el último día del gobierno de Donald Trump, el entonces secretario de Estado Michael Pompeo, quien nunca ocultó su fe en la mentira como herramienta de política exterior estadounidense. Ahora el gobierno del presidente Joe Biden insiste en la endeble afirmación de Pompeo, a pesar de que los principales expertos legales del Departamento de Estado al parecer comparten nuestro escepticismo respecto de la acusación.

El informe de este año del Departamento de Estado sobre la situación de derechos humanos en diversos países sigue a Pompeo en la acusación de genocidio en Xinjiang contra China. El término se usa una sola vez en el prefacio y otra en el resumen del capítulo dedicado a China, de modo que a los lectores les queda la duda de cuál será la evidencia. Buena parte del informe se ocupa de cuestiones como la libertad de expresión, la protección de los refugiados y las elecciones libres, escasamente relacionadas con la acusación de genocidio.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/SQX2VwMes