Argentina inflation Fabian Gredillas/Getty Images

El poder destructivo de la inflación

CAMBRIDGE – La semana pasada estuve en Argentina, y la visita fue un recordatorio del poder devastador de la inflación elevada. El índice actual en Argentina es alrededor de 20% anual (una reducción respecto del año pasado, cuando se estima que alcanzó el 40%). El banco central hace esfuerzos para mantener la economía en una senda desinflacionaria, con el objetivo de llegar a una tasa del 5% de aquí a tres años.

Hubo momentos en que la inflación en Argentina fue mucho más alta. En los quince años entre 1975 y 1990, la inflación anual promedio alcanzó la notable cifra de 300%; es decir, el nivel de precios se duplicaba en cuestión de meses. En 1989 los precios aumentaron a un ritmo anual explosivo, superior al 1000%, hasta que finalmente fue posible controlar la inflación.

Incluso fue prácticamente eliminada. Recuerdo mi visita a Argentina a mediados de los noventa, cuando casi no había inflación. En aquel tiempo, el peso argentino estaba atado al dólar estadounidense por la llamada “convertibilidad”, y las transacciones cotidianas en las calles de Buenos Aires se hacían con cualquiera de las dos monedas por igual.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/jdvJkFu/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.