0

El 9/11 en perspectiva

NUEVA YORK - Hace una década 19 terroristas tomaron el control de cuatro aviones, dirigieron dos hacia las torres gemelas del World Trade Center, hicieron chocar un tercero contra el Pentágono y un cuarto cayó sobre un campo en Pennsylvania después de que los pasajeros se resistieran e impidieran que los terroristas completaran su malévola misión En cuestión de horas, más de 3.000 personas inocentes, en su mayoría estadounidenses, pero también personas de otros 115 países, fueron asesinadas repentina y violentamente.

El 11 de septiembre 2001 fue una tragedia terrible en todo sentido, pero no fue un punto de inflexión histórica. No anunció una nueva era de las relaciones internacionales en que prevalecieran los terroristas con una agenda global, ni en que espectaculares ataques terroristas se convirtieran en lugar común. Por el contrario, no se ha repetido un 9/11. A pesar de la atención dedicada a la "Guerra Global contra el Terrorismo", los avances más importantes de los últimos diez años han sido la introducción y difusión de tecnologías de información innovadoras, la globalización, las guerras en Irak y Afganistán, y la agitación política en el Medio Oriente .

En cuanto al futuro, es mucho más probable que esté definido por la necesidad de Estados Unidos de poner orden a su economía, la trayectoria de China dentro y fuera de sus fronteras, y la capacidad de los gobiernos del mundo para cooperar en el restablecimiento del crecimiento económico, poner coto a la proliferación de armas nucleares y hacer frente a retos energéticos y ambientales.

Es y sería un error hacer de la lucha contra el terrorismo la pieza central de lo que llevan a cabo los  gobiernos responsables del mundo. Los terroristas siguen siendo elementos marginales con un atractivo limitado en el mejor de los casos. Pueden destruir, pero no crear. Vale la pena señalar que quienes que salieron a las calles de El Cairo y Damasco llamando a un cambio no gritaban las consignas de Al Qaeda ni apoyaban sus planteamientos.