0

La última oportunidad de Zimbabwe

Mientras el mundo aplaudía al ex secretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan por sus recientes esfuerzos para poner fin a la violencia en Kenia, muchos también se preguntaban si un Annan fatigado, o algún otro líder global, librará otra batalla para fines de este mes: esta vez en Zimbabwe.

Las inminentes elecciones en Zimbabwe, programadas para el 29 de marzo, ofrecen miedo y esperanza a la vez a los millones de personas atrapadas en las condiciones infernales del país o que intentan huir de ellas. Incluso los datos oficiales hoy ubican la tasa de inflación en más del 100.000%, y la situación de los zimbabwenses comunes se vuelve más desesperada cada día. Las elecciones podrían darles a los zimbabwenses la posibilidad de terminar con la prolongada dictadura del presidente Robert Mugabe. Pero, sin supervisión, se llevarán a cabo en un contexto que podría arremeter con las esperanzas de los zimbabwenses.  

A los zimbabwenses se les niegan sus libertades elementales y son objeto de violencia. La tortura es generalizada. Grupos de la sociedad civil reportan arrestos de candidatos electorales de la oposición, manipulación de los suministros de alimentos con fines políticos e incidentes violentos de intimidación a los votantes.  

La Red de Apoyo Electoral de Zimbabwe también ha manifestado su preocupación por el estado de preparación del país para estas elecciones complejas, que combinarán contiendas presidenciales, parlamentarias, senatoriales y de gobiernos locales. Para no mencionar las fallas estructurales que siguen impidiendo el progreso político –una constitución deficiente, medios censurados y un establishment de seguridad y militar partidario.