0

¿Se romperá la represa en 2007?

El mundo sobrevivió al 2006 sin una catástrofe económica importante, a pesar de los precios estratosféricos del petróleo y una espiral en Oriente Medio fuera de control. Pero el año produjo abundantes lecciones para la economía global, así como señales de advertencia sobre su desempeño futuro.

Como cabe de esperar, el 2006 trajo consigo otro rechazo contundente de las políticas neoliberales fundamentalistas, esta vez por parte de los votantes en Nicaragua y Ecuador. Mientras tanto, en la vecina Venezuela, Hugo Chávez ganó una elección abrumadora: al menos había llevado algo de educación y atención sanitaria a los barrios pobres, que anteriormente poco habían recibido de los beneficios de la enorme riqueza petrolera del país.

Tal vez el dato más importante para el mundo sea que los votantes en Estados Unidos le dieron un voto de no confianza al presidente George W. Bush, que ahora estará vigilado por un Congreso demócrata.

Cuando Bush asumió la presidencia en 2001, muchos esperaban que gobernara de manera competente desde el centro. Los críticos más pesimistas se consolaban preguntándose cuánto daño puede causar un presidente en pocos años. Ahora conocemos la respuesta: mucho.