buruma161_Drew AngererGetty Images_usprotestusflagwhitehouse Drew Angerer/Getty Images

Otro verano largo y caliente en Estados Unidos

NUEVA YORK – ¿Está Estados Unidos enfrentándose a una repetición de los actos ocurridos durante el verano del año 1968? En aquel entonces, el mundo también vio imágenes que mostraban la efervescencia de la furia popular en Estados Unidos, ya que la mayoría de los barrios céntricos y pobres con poblaciones afroamericanas ardían en llamas, y los jóvenes eran gasificados con agentes lacrimógenos, así como violentamente confrontados, y a menudo brutalmente golpeados, por la policía antidisturbios y la Guardia Nacional.

El resultado de los desórdenes civiles fue el que algunos liberales en Estados Unidos temen que ocurra nuevamente a finales de este año. En aquella época, el candidato presidencial republicano Richard Nixon prometió a la “mayoría silenciosa”, a los “no gritones” y a los “no manifestantes” que él restauraría la ley y el orden por la fuerza. Las áreas urbanas devastadas y pobladas en su mayoría por afroamericanos, se vieron privadas de fondos federales y, consecuentemente, aún más aisladas, los habitantes blancos de los suburbios compraron más armas, y las fuerzas policiales fueron armadas como si fueran una rama del ejército.

Los problemas en el año 1968, al igual que las protestas de hoy, se iniciaron por de la ira contra la opresión de los negros en Estados Unidos. Un día después de que Martin Luther King, Jr. declarara que “la nación está enferma”, fue asesinado a tiros por un criminal racista blanco. Las protestas posteriores no fueron solamente una expresión de ira por el asesinato de King, sino también por la falta de oportunidades económicas y educativas que sobrevinieron como resultado de una larga, y a menudo violenta, historia racista.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/oJuASZHes