Las falsas ilusiones de la política monetaria de Shinzo Abe

NEW HAVEN – La politización de los bancos centrales continúa sin cesar. La resurrección de Shinzo Abe y del Partido Liberal Democrático, pilares del sistema político que ha dejado la economía japonesa atrapada en dos decenios perdidos y lo que seguirá, es tan sólo el último ejemplo.

Las recientes elecciones en el Japón versaron decisivamente sobre las opiniones de Abe acerca de la política monetaria del Banco del Japón (BdJ). Sostuvo que un tímido BdJ debía aprender de sus homólogos más resueltos, la Reserva Federal de los EE.UU. y el Banco Central Europeo. El argumento es el de que, así como estos últimos han salvado la situación, al parecer, mediante su heterodoxa y atrevida relajación cuantitativa (RC), Abe cree que ha llegado el momento de que el BdJ haga lo propio.

Desde luego, parece que se saldrá con la suya. Como el mandato del Gobernador del BdJ, Masaaki Shirakawa, acaba en abril, Abe podrá seleccionar a un sucesor –y dos gobernadores adjuntos, además– para llevar a cabo su propósito.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/SEmB13U/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.