0

¿Qué quieren los Estados Unidos?

Cuando los líderes de las naciones más ricas del mundo se reunan en Evián, Francia, habrá una pregunta en el ambiente: ¿qué quieren los Estados Unidos en el mundo? Por ello puede ser útil esbozar los principios y las ideas que guían la política exterior de los EU.

Primero, la inconsistencia no es un vicio. De hecho, en política exterior, la inconsistencia es frecuentemente una virtud. No hablo de principios, sino de política. Los EU no tienen un enfoque "unitalla" sobre el mundo. Lo que sucedió en Iraq no se debe interpretar como un modelo rígido de política de los EU hacia países que buscan desarrollar armas de destrucción masiva, que apoyan al terrorismo o que le niegan la libertad a sus pueblos.

En Iraq, los EU utilizaron la fuerza como último recurso en contra de un país con un claro historial de agresiones, y después de que se había creado un consenso internacional amplio sobre lo que Iraq tenía que hacer. Se necesitarán políticas distintas (ajustadas a las realidades locales, regionales e internacionales) para afrontar los retos que plantean Corea del Norte, Irán, Siria u otros lugares.

Las fuerzas armadas de Estados Unidos son un elemento esencial para gran parte de lo que los EU logran a nivel internacional. Pero la política de defensa es sólo uno de los componentes de la política exterior. No todas las amenazas a los intereses nacionales de Estados Unidos se pueden abordar con el poderío militar. Como dice el dicho, si tu única herramienta es un martillo, todos los problemas comienzan a parecer clavos. El éxito en la política exterior, como en la carpintería, requiere de las herramientas adecuadas para el trabajo.