Homelessness Justin Sullivan/Getty Images

Una nueva mirada a la renta básica

LONDRES – Gran Bretaña no es el único país en el que se celebra un referéndum este mes. El 5 de junio, los votantes suizos rechazaron de forma aplastante, en una proporción del 77% frente al 23%, una iniciativa que  pretendía garantizar una renta básica universal (RBU). Pero, ese resultado tan ladeado no significa que el problema vaya a desaparecer en un futuro cercano.

De hecho, el concepto de una RBU hizo apariciones recurrentes a lo largo de la historia – comenzando con la política propuesta por Thomas Paine en el siglo XVIII. En esta ocasión, sin embargo, es probable que tenga una mayor capacidad de permanencia, ya que la probabilidad de percibir un ingreso suficiente proveniente del empleo se hace cada vez más sombría para quienes son pobres y tienen un menor nivel de educación. Se han realizado tentativas de instauración de transferencias de efectivo universales en países tanto pobres como ricos.

La RBU es una mezcla un tanto incómoda de dos objetivos: el alivio de la pobreza y el rechazo al trabajo como un propósito de vida decisivo. El primer objetivo es político y práctico; el segundo es filosófico o ético.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/BDCbP8N/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.