Tim Brinton

Ucrania se extravía

PRAGA – Desde la elección del Presidente Viktor Yanukovich en 2010, Ucrania ha experimentado un importante y alarmante deterioro en su marco democrático. Principios fundamentales de una sociedad democrática, como, por ejemplo, las libertades de expresión, de reunión y de prensa se están viendo cada vez más sometidos a presiones y la persecución de miembros de la oposición, que ahora ha culminado en la detención de la ex Primera Ministra Yulia Tymoshenko durante un juicio que la mayoría de Occidente ha considerado político, parece confirmar que no se está respetando el Estado de derecho.

Dada la importancia estratégica de Ucrania, el destino del país ha pasado a ser un urgente motivo de preocupación no sólo para Europa, sino también para toda la comunidad internacional. Entre los factores más preocupantes que subyacen al giro antidemocrático de Ucrania figuran los siguientes:

Consolidación del poder. Después de la elección de Viktor Yanukovich el año pasado, el Tribual Constitucional derogó los cambios constitucionales hechos en 2004 como parte del acuerdo que puso fin pacíficamente a la “revolución anaranjada”. Con ello se anuló un consenso encaminado a reducir los poderes presidenciales y avanzar hacia un sistema más parlamentario. En cambio, ahora el Presidente de Ucrania está consolidando cada vez más su dominio total del ejecutivo, del legislativo y del judicial.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Q2uw2yB/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.