Petro Poroshenko and Arseniy Yatsenyuk Danil Shamkin/ZumaPress

La intervención adecuada en Ucrania

ESTOCOLMO – El actual drama griego puede haber dejado paralizada a Europa y al mundo, pero la gran crisis en el este de Europa no ha desaparecido. Ucrania sigue sometida a una ocupación parcial por separatistas respaldados por Rusia y sigue habiendo combates intermitentes, pese al acuerdo de cese el fuego Minsk II.

Los combates intermitentes en la región ucraniana de Donbas desde que se firmó el acuerdo de Minsk el pasado mes de febrero han dejado clara una cosa. Si Rusia desea en serio buscar una solución para el conflicto, debe estar dispuesta a apoyar el despliegue de una misión y una fuerza internacionales de mantenimiento de la paz. Semejante misión podría iniciar el proceso de rehabilitación de la región, permitir a los desplazados por la violencia regresar y facilitar la reintegración de Donbas en Ucrania con las salvaguardias apropiadas y competencias transferidas.

Tenemos a mano un modelo útil para ese planteamiento. Hace dos decenios, la comunidad internacional estaba entrando en la fase final de las gestiones para lograr la paz en Bosnia, pero aún persistían conflictos en Croacia, sobre todo en la región de Eslavonia Occidental, colindante con Servia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/C61m09D/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.