0

Voces de libertad

NUEVA YORK – Se ha aplaudido ampliamente a Google por su abierto rechazo a seguir censurando sus resultados de búsqueda en China. Todavía no se sabe si Google seguirá operando en ese país, pero en cualquier caso la política china sobre Internet no cambiará mucho. Lo más probable es que toda esta “intromisión extranjera” provoque solamente que el gobierno chino se afiance en su postura.

Incluso si en última instancia Google sale de China, el juego no habrá terminado. Las compañías occidentales pueden promover desde afuera la libertad de uso de Internet, mediante la oferta de tecnología útil así como los medios para acceder a ella. Llamemos a esto ampquot;diplomacia estilo twitter .”

Twitter está bloqueado en gran medida por el “gran cortafuegos” (GFW, por sus siglas en inglés ) chino que impide que los chinos tengan acceso a ciertos sitios web. No obstante, los chinos que entienden de tecnología siguen casi religiosamente a Twitter y su determinación para usarlo supera los esfuerzos de las autoridades para bloquear el acceso a ese servicio.

Estos “internautas” burlan el cortafuego a través de servidores proxy o de redes privadas virtuales (VPN, por sus siglas en inglés) que les permiten navegar en la red como si estuvieran fuera de China. Hace unas semanas, la población china seguidora de Twitter contribuyó a que el GFW estuviera en la lista de los primeros diez “temas de modaampquot; en Twitter (o los términos que más se han usado en Twitter) –una gran hazaña dado que supuestamente Twitter es inaccesible en China.