Las panteras de la política identitaria

LONDRES – Me encontraba en Jordania, ese hermoso oasis de calma y moderación en una zona difícil y peligrosa, cuando me enteré de la noticia sobre el asesinato de dos soldados británicos y un policía católico por terroristas republicanos disidentes en Irlanda del Norte.

Habíamos contemplado la que los cristianos llaman Tierra Santa desde las montañas jordanas. Lo que me asombró, al recordar la época que pasé en tiempos en Irlanda del Norte, fue que tanto allí como aquí el crisol de tantas luchas, resentimiento y derramamiento de sangre fuera tan pequeño. En la geografía de Irlanda del Norte, Gaza y la Ribera Occidental hay una intimidad en la que la violencia parece tanto más inexplicable y obscena.

¿Resulta dicha violencia inevitable por el choque de culturas, religiones y etnicidades? ¿Está programada en el ADN por la Historia, el lenguaje y nuestras formas diferentes de responder a nuestros anhelos espirituales?

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/04HfBp2/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.