La dura experiencia de Pío XII

ROMA – Una vez más, la reputación del papa Pío XII está bajo escrutinio y es blanco de ataques. De hecho, tan indagatorios son los interrogantes y tan encendidas las discusiones sobre el pontífice de la Iglesia Católica Romana durante la Segunda Guerra Mundial que el Papa actual, Benedicto XVI, recientemente anunció que tal vez posponga la beatificación de Pío hasta que se abran y examinen los archivos del Vaticano para los años de guerra.

¿Por qué Pío XII es acusado con tanta frecuencia de haber sido casi un cómplice de la Alemania nazi cuando, durante su papado, la Iglesia Católica en Roma protegió y escondió a miles de judíos? Esta es una de las preguntas históricas más complejas de nuestros tiempos.

Durante varios años después del fin de la Segunda Guerra Mundial, Pío XII gozó de una gran popularidad, incluso dentro de la comunidad judía. La corriente cambió durante los años 1960, siendo la obra de Rolf Hochhuth The Deputy el punto de partida para el cuestionamiento encendido de la reputación de Pío.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/9nqYjF3/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.