0

Los que tienen y los que no en la Nueva Economía

CAMBRIDGE: Los avances tecnológicos, las reestructuraciones radicales y una competencia creciente son los sellos distintivos de la Nueva Economía. Pero el crecimiento acelerado de la productividad y las presiones para reducir costos que traen consigo ponen a prueba la cohesión de las sociedades. ¿Acaso estamos retrocediendo en lo social como consecuencia de nuestros avances en lo tecnológico?

Las presiones sociales de la Nueva Economía son más fuertes en Estados Unidos porque (al menos en comparación con Europa) su red de seguridad social está llena de hoyos. La vieja crítica a la prosperidad estadounidense era que estaba compuesta de empleos de bajo nivel y un ejército de desposeídos; ahora, el panorama es uno de multimillonarios de Silicon Valley, por un lado, y trabajadores desplazados desde el Atlántico hasta el Pacífico, por el otro.

¿Qué está sucediendo en realidad? Los datos económicos recientes de los Estados Unidos revelan cuatro hechos:

- La tasa de pobreza de Estados Unidos está en su nivel más bajo en 20 años. Aunque más de 30 millones de personas viven todavía en la pobreza, esto es millones menos que hace apenas unos años;