Los que tienen y los que no en la Nueva Economía

CAMBRIDGE: Los avances tecnológicos, las reestructuraciones radicales y una competencia creciente son los sellos distintivos de la Nueva Economía. Pero el crecimiento acelerado de la productividad y las presiones para reducir costos que traen consigo ponen a prueba la cohesión de las sociedades. ¿Acaso estamos retrocediendo en lo social como consecuencia de nuestros avances en lo tecnológico?

Las presiones sociales de la Nueva Economía son más fuertes en Estados Unidos porque (al menos en comparación con Europa) su red de seguridad social está llena de hoyos. La vieja crítica a la prosperidad estadounidense era que estaba compuesta de empleos de bajo nivel y un ejército de desposeídos; ahora, el panorama es uno de multimillonarios de Silicon Valley, por un lado, y trabajadores desplazados desde el Atlántico hasta el Pacífico, por el otro.

¿Qué está sucediendo en realidad? Los datos económicos recientes de los Estados Unidos revelan cuatro hechos:

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/oCLs4uz/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.