0

Los inspectores nos han fallado

El 5 de febrero Colin Powell presentará las acusaciones de EEUU contra Irak ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Su aparición ocurrirá una semana después de que Hans Blix y Mohammed al-Beradei, jefes de los inspectores de la ONU, demostraran su incapacidad de cumplir su misión. Khidhir Hamza, ex asesor de la Organización Iraquí de Energía Atómica y ex Director del Programa de Armas Nucleares de Irak, explica cómo y por qué han fallado las inspecciones de la ONU.

Frente a los informes de que no han colaborado con los jefes de los dos equipos de inspección de la ONU, los iraquíes han dejado de describir a los inspectores como profesionales independientes. Amir Rashid, ex jefe de la industria militar iraquí y asesor de Saddam Hussein, ahora califica abiertamente a los inspectores como espías.

Fue esta actitud iraquí de implacable hostilidad lo que en 1998 obligó a los inspectores de armas de la ONU a abandonar el país, generando la confrontación de hoy en día. En vista de ese precedente, y de lo que ha ocurrido en Irak desde entonces, Blix y al-Baradei presentaron informes que contienen algunas sorpresas problemáticas.

La resolución 1441 de la ONU exige el desarme de Irak en términos de armas de destrucción masiva reales y la capacidad de producirlas. Hasta ahora, es en esto donde los inspectores han centrado sus actividades. Pero la Resolución 1441 también faculta a los inspectores a reunir información de inteligencia acerca de las armas de Irak y su capacidad de producirlas, a través de entrevistas a fondo con expertos iraquíes, tanto dentro como fuera del país, pero ciertamente sin la presencia de autoridades del gobierno iraquí. Para garantizar a los expertos que puedan hablar sin temor, la Resolución dio a los inspectores autoridad para sacar del país a familias completas.