5

Herederos de la desigualdad

ROMA – Se sabe desde hace mucho tiempo que un período de crecimiento económico acelerado puede aumentar la desigualdad (los ejemplos más recientes son China y la India). Pero, ¿puede ser que exista también una relación entre aumento de la desigualdad y poco crecimiento? (Las dos características más sobresalientes de las economías desarrolladas en la actualidad).

Tal es la llamativa hipótesis en un estudio reciente del economista francés Thomas Piketty, de la Facultad de Economía de París, autor de algunos de los trabajos más importantes de los últimos años sobre el tema de la desigualdad.

Sacando partido de la precisión de la burocracia francesa, Piketty logró reconstruir las cuentas nacionales de Francia a lo largo de casi dos siglos. Entre 1820 y la Primera Guerra Mundial (una especie de segundo ancien regime), la economía mostró dos características sorprendentes: crecimiento lento (cerca de 1% anual) y una cuota desproporcionada de transmisión de riqueza por vía hereditaria respecto del total de la economía: aproximadamente entre 20 y 25% del PIB.

Piketty señala que el vínculo entre crecimiento lento e importancia de la herencia no es fruto del azar, ya que un rendimiento del 2 o 3% para la riqueza heredada, contra 1% para las inversiones nuevas, limitaba en gran medida la movilidad social y alentaba la estratificación.