0

La retractación de Goldstone

NUEVA YORK - El juez Richard Goldstone ha sido condenado por muchos defensores de los derechos humanos en Israel por su conclusión de que Israel dirigió ataques intencionales contra civiles palestinos como política durante la guerra de Gaza de 2008-9. El informe de Goldstone, respaldado por las Naciones Unidas, acusó de crímenes de guerra tanto a ​​israelíes como a palestinos, y pidió a ambos bandos  investigar, enjuiciar y castigar a sus propios hombres.

El gobierno israelí reaccionó con furia ante los esfuerzos de Goldstone. Ahora está siendo condenado por algunos críticos del historial de violaciones de los derechos humanos de Israel por retractarse de su afirmación de que hubo intencionalidad. La controversia ilustra el cuidado que se requiere al elaborar y publicar informes de derechos humanos.

Lo que no es objeto de controversia sobre el "Informe Goldstone" es la determinación de los hechos en que se basan sus conclusiones. En circunstancias difíciles, y sin la cooperación del gobierno israelí, Goldstone documentó en detalle un gran número de ataques israelíes que mataron a varios cientos de civiles, hirieron a miles y destruyeron una parte significativa de la infraestructura civil de Gaza.

Goldstone también documentó ataques contra civiles israelíes por parte de Hamás y no se limitó a discutir solo los cohetes notoria e indiscriminadamente disparados desde Gaza. Goldstone incluyó en su informe un análisis detallado del secuestro realizado por Hamás del soldado israelí Gilad Shalit y su negativa a permitir que ni siquiera el Comité Internacional de la Cruz Roja lo viera.