Skip to main content

pa1043.jpg

La fuga hacia la calidad

BERKELEY – A fines de mayo, el rendimiento al vencimiento del bono del Tesoro de Estados Unidos a 30 años era de 4,07% por año –medio punto porcentual menos desde el inicio del mes-. Eso significa que el precio de un bono del Tesoro a 30 años había aumentado más del 15%. De manera que un inversor marginal estaba dispuesto a pagar a fin de mes más del 15% más en efectivo y más del 30% más en acciones por los bonos del Tesoro de Estados Unidos que al principio del mes. Esto señala un cambio considerable en la demanda relativa de activos financieros líquidos y de alta calidad –un incremento extraordinario en la demanda excesiva de ese tipo de activos en todo el mercado.

¿Por qué esto es importante? Porque, como escribió el economista John Stuart Mill en la primera mitad del siglo XIX, la demanda excesiva de efectivo (o de algún grado más amplio de activos líquidos y de alta calidad) es oferta excesiva de otra cosa. Lo que los economistas tres generaciones más tarde iban a llamar la Ley de Walras es el principio que sostiene que cualquier mercado en el que la gente planea comprar más de lo que está en venta debe estar contrabalanceado por un mercado o mercados en los que la gente esté planeando comprar menos.

Hemos visto este principio en acción desde comienzos del otoño de 2007, cuando una creciente demanda excesiva de activos financieros seguros, líquidos y de alta calidad trajo aparejada una creciente oferta excesiva de bienes y servicios que son el producto del continuo trabajo humano. Esto es válido hasta tal punto que hoy existe una brecha del 10% entre la producción actual de la economía global y lo que estaría produciendo si estuviera en su estado de cuasi equilibrio normal y relativamente saludable.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/54dxTyc/es;
  1. mallochbrown10_ANDREW MILLIGANAFPGetty Images_boris johnson cow Andrew Milligan/AFP/Getty Images

    Brexit House of Cards

    Mark Malloch-Brown

    Following British Prime Minister Boris Johnson's suspension of Parliament, and an appeals court ruling declaring that act unlawful, the United Kingdom finds itself in a state of political frenzy. With rational decision-making having become all but impossible, any new political agreement that emerges is likely to be both temporary and deeply flawed.

    1
  2. sufi2_getty Images_graph Getty Images

    Could Ultra-Low Interest Rates Be Contractionary?

    Ernest Liu, et al.

    Although low interest rates have traditionally been viewed as positive for economic growth because they encourage businesses to invest in enhancing productivity, this may not be the case. Instead, Ernest Liu, Amir Sufi, and Atif Mian contend, extremely low rates may lead to slower growth by increasing market concentration and thus weakening firms' incentive to boost productivity.

    4

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions