Chris Van Es

El mito fatal de un mundo sin drogas

VIENA – Las negociaciones realizadas en la Cumbre de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre drogas quedaron en nada. Aunque oficialmente 25 países declararon su apoyo a métodos probados, como el intercambio de jeringas y la prevención de sobredosis, el resultado de la cumbre fue una deslavada declaración política que no reconoce las lecciones cruciales que hemos aprendido a lo largo de la década pasada.

El rechazo a incluir las palabras ampquot;reducción de dañosampquot; parece motivado más por la ideología que por la ciencia, a pesar de las claras evidencias que demuestran que el intercambio de agujas y el tratamiento de sustitución mantienen a los usuarios de drogas con vida y sin sufrir infecciones mortales.

Quienes promueven la reducción de daños aceptan que las drogas siempre han sido parte de la historia humana y apuntan a reducir los daños causados por su producción y uso. Esta opinión tiene unos cuantos detractores que se hacen notar mucho, calificándola -en palabras del Vaticano- como “contraria a la vida”.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/Bf7cVHi/es;