Paul Lachine

¿Una Paz Europea para Israel?

MADRID – Mientras la atención mundial se centra en los dramáticos acontecimientos que se suceden en Oriente Medio, los numerosos desafíos que se ciernen sobre Israel han pasado a un segundo plano. Israel se enfrenta, en efecto, a uno de los períodos más peligrosos de su existencia: no sólo no se resuelven los problemas de siempre, como la amenaza de un Irán con armas nucleares, sino que  todos sus vecinos se encuentran inmersos en -o abocados a- conflictos y revueltas. Y, aunque las conversaciones de paz con Palestina se han reanudado con la mediación de EE.UU, es más que probable que éstas terminen fracasando.

En este contexto, destaca la reciente y prometedora iniciativa de la UE. En una muestra inusual de determinación, la UE ha publicado las directrices que prohíben toda financiación y cooperación del bloque con las empresas israelíes que operan en la Cisjordania y Jerusalén Este. Este determinado movimiento por parte de la UE podría presagiar un giro en la negociación en aras de la tan esperada resolución del conflicto israelí-palestino.

Y el giro es necesario ya. Especialmente teniendo en cuenta el caos sin precedentes a lo largo de todas las fronteras de Israel. En Egipto, el ambiente tenso y polarizado tras el derrocamiento militar del presidente Mohamed Morsi podría desembocar en un conflicto civil. En efecto, y si bien Israel inicialmente mostró su preocupación por un gobierno islamista en la frontera del Sinaí, el valor de los Hermanos Musulmanes -su capacidad de influir en Hamás, la fuerza política dominante en Gaza- se manifestó enseguida. La idiosincrasia y planteamientos del nuevo régimen liderado por los militares están aún por ver.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/xwq84yk/es;