0

La economía de la paz en Afganistán

KABUL – Los atentados suicidas, los asesinatos de altos líderes afganos, los brutales ataques en Charikar y otros lugares cercanos a Kabul, la capital de Afganistán, y un rápido incremento de las muertes civiles por ataques aéreos están poniendo en riesgo el retiro de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN del país. Tan omnipresente se ha vuelto la violencia que Ahmed Rashid, el renombrado experto sobre los talibán, concluyó que acelerar el proceso de paz a través del diálogo con los insurgentes es la única opción.

Cómo sería la economía de un Afganistán en paz debe ser una parte crítica de cualquier negociación. Ahora bien, ¿qué conlleva, precisamente, la economía de la paz, y por qué es tan importante?

Un objetivo principal debería ser el de transformar la vasta economía subterránea de Afganistán, que ha prosperado, a pesar del gran número de fuerzas de la OTAN, creando oportunidades redituables para los talibán y otros grupos implicados en los combates. Reintegrar a estos combatientes a la economía productiva requerirá un cambio de políticas, que incluya una rápida reactivación de los planes de desarrollo rural y la promoción de emprendimientos locales, obras públicas y otras actividades legales. 

En particular, Estados Unidos, junto con otros donantes y contribuyentes de tropas de la OTAN, deberían prestar atención a “Diez Mandamientos” durante y después de las negociaciones.