Pedro Molina

La crueldad del azar

MOSCÚ - En Rusia, tras casi cada acontecimiento acecha la pregunta: ¿Quién tiene la culpa? En la tragedia que se cobró las vidas del Presidente polaco Lech Kaczynski y otras 95 autoridades polacas, podemos responder con certidumbre al menos en un aspecto: la historia la tiene.

Lo ocurrido es tan espantoso que parece una broma pesada, un diabólico complot de la KGB, una disparatada conspiración sacada de una película de James Bond... o una combinación de todo eso. Y, no obstante, el accidente que cubrió de luto a toda Polonia no fue ninguna de esas cosas. Esta tragedia que desafía toda explicación lógica confirma sólo una cosa: la crueldad del azar.

¿Qué habría pasado si la niebla no hubiera impedido un aterrizaje normal en el aeropuerto de Smolensko? ¿Si el avión no hubiera sido un Tupolev-154 ruso de 20 años de antigüedad, sino un modelo más nuevo y seguro? ¿Si el piloto polaco hubiera seguido la sugerencia del controlador ruso de tráfico aéreo que intentó desviar el avión a Moscú o Minsk?

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/ON8FYD8/zh;