The Crisis of Consumerism

Florencia – Las grandes crisis económicas son inevitables, pero también marcan hitos estructurales. No hay un retorno simple a la normalidad previa a la crisis. Algo cambia permanentemente. Como lo vimos en 2009, los patrones de las expectativas y la demanda toman una nueva forma.

Nuestra crisis actual no es simplemente un efecto de retroceso de la globalización financiera. La globalización financiera falló porque se apoyó en un tipo de economía que se hacía insostenible. Durante el último cuarto de siglo, pero especialmente en los últimos cinco años anteriores a 2008, el mundo parecía girar en torno a los consumidores estadounidenses.

El estilo de consumo estadounidense ofreció un nuevo modelo de desarrollo económico. Inspiró una amplia emulación. En el curso de unas cuantas décadas, los centros de las principales ciudades en todo el mundo empezaron a parecerse mucho entre sí, tenían las mismas marcas, diseños y estilos de vida. El consumo, o más precisamente, el consumismo , parecía estar globalizado.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/9mw2wDw/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.