0

La cuestión de China

La reciente visita del Presidente Bush a Asia ha originado pocas noticias… y ha sido a propósito. Pero es porque Bush no empezó a abordar la cuestión que cada vez resulta más prominente en la región: el cambio en la faz de la seguridad en Asia, en vista de la fuerza económica y militar cada vez mayor de China.

Este verano, por ejemplo, China y Rusia realizaron su primer ejercicio militar en gran escala, a lo que siguieron las noticias, procedentes de Rusia, de que China, Rusia y la India realizarían unos ejercicios militares en la misma escala, llamados "Indira 2005", antes del fin del año.

En el pasado, esa combinación de países era casi inconcebible y no se pueden explicar esos ejercicios como casos excepcionales y con poca resonancia. Al revés: reflejan el objetivo estratégico a largo plazo de China de establecer una hegemonía en toda Asia.

Un instrumento de esa ambición es la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), que ha sido la encargada de los ejercicios chinorrusos. La OCS, creada en junio de 2001, está compuesta por China, Rusia, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán. El propósito original de la OCS era el de mitigar las tensiones en las fronteras de China y los países del Asia central después del hundimiento de la Unión Soviética y la llegada del ejército de los Estados Unidos con la guerra en el Afganistán.