Paul Lachine

Diez razones por las que China es diferente

NEW HAVEN – Los que dudan de China vuelven con fuerza. Parecen llegar en oleadas: cada cierto número de años. Sin embargo, año tras año, China ha desafiado a quienes han adoptado esa actitud negativa y ha seguido con su rumbo, perpetuando el más espectacular milagro de desarrollo de la época moderna. Parece probable que continúe.

La intensa inquietud actual refleja una confluencia de preocupaciones: en particular, las relativas a la inflación, al exceso de inversión, a unos salarios por las nubes y a los préstamos bancarios fallidos. Algunos académicos destacados advierten que China podría ser víctima de la temida “trampa de los ingresos medianos”, que ha descarrilado a más de una nación en desarrollo.

Algo de verdad hay en muchas de las preocupaciones antes citadas, en particular respecto del actual problema de la inflación, pero se deben en gran medida a generalizaciones improcedentes. Vamos a exponer diez razones por las cuales los diagnósticos sobre la economía china partiendo de inferencias relativas a las experiencias de otros países resultan erróneos:

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/xLfC8dN/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.