El recorrido de un Taiwán problemático a un Taiwán conciliador

OXFORD – ¿Es una “sociedad armoniosa” como constantemente proclama el presidente chino, Hu Jintao, la que se está desarrollando en las relaciones de China con Taiwán?

Antes de que Ma Ying-jeou se convirtiera en presidente de Taiwán (conocido oficialmente como la República de China) en mayo de 2008, se representaba normalmente a Taiwán como un “revoltoso” y era la causa principal de tensión entre China y los Estados Unidos. Ahora Taiwán se vuelto algo así como un tema diplomático secundario porque ha dejado de dar problemas. En efecto, en el encuentro para el Diálogo Estratégico y Económico entre los Estados Unidos y China, apenas se hizo mención de Taiwán debido a que Corea del Norte, Irán y el valor del renminbi acapararon casi toda la atención.

Siempre ha sido injusto satanizar a los taiwaneses tan solo por querer lo que la mayoría de las personas en el mundo dan por sentado: preservar sus derechos humanos fundamentales y estilo de vida, incluido el derecho a decidir su propio futuro mediante un proceso democrático.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/wuxm6Yw/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.