0

Los enemigos del Asia meridional se hablan con susurros

ISLAMABAD – Los dirigentes de los países miembros de la Asociación del Asia Meridional para la Cooperación Regional (AAMCR) se reunieron la semana pasada en las Maldivas para celebrar su 17ª cumbre anual. En las cumbres anteriores no se consiguieron demasiados logros en materia de cooperación regional. De recordárselas por algo, es por los avances logrados para que la India y el Pakistán hablaran entre sí. Si bien esta vez no fue diferente, cada vez hay más señales de una mejora de las relaciones.

Siempre que los gobiernos de la India y del Pakistán han acordado colaborar para lograr un bien común, la relación entre los dos países, obstáculo principal para una mayor cooperación económica en el Asia meridional, ha mejorado. Así fue en 2004, cuando, tras acordar iniciar lo que llamaron un “diálogo mixto” que versaría sobre ocho cuestiones que los habían mantenido distanciados durante decenios, la India y el Pakistán acordaron también cooperar con miras a la creación de la Zona de Libre Comercio del Asia Meridional (ZLCAM). Sin esos acuerdos limitados, la paralización es la regla en el Asia Meridional.

La ZLCAM comenzó a funcionar en julio de 2006, pero contribuyó poco a aumentar el comercio entre la India y el Pakistán, que apenas se ha desarrollado desde 1947, cuando los dos países sostuvieron la primera de muchas guerras comerciales –además de las bélicas– entre sí. En noviembre de 2008, después de que un grupo de terroristas atacara a Mumbai, centro financiero de la India, este país acuso al Pakistán de haber participado en el ataque y suspendió toda clase de tratos con su vecino. El diálogo mixto quedó interrumpido, pues los dos bandos fueron incapaces de deshacerse de la pesada carga de hostilidad e intensa rivalidad acumulada durante decenios.

No obstante, las relaciones bilaterales han mejorado ligeramente en los 18 últimos meses. El proceso comenzó en una reunión en Bután entre el Primer Ministro Manmohan Singh de la India y Yousaf Raza Gilani, su hómologo pakistaní. La India accedió a reanudar las conversaciones con su vecino, al aceptar el argumento del Pakistán de que también él era víctima del terrorismo. Desde aquella reunión, los primeros ministros de los dos países se han reunido en cuatro ocasiones, siempre con motivo –pero al margen– de reuniones internacionales. Sus ministros de Asuntos Exteriores se han reunido en tres ocasiones y sus ministros de Comercio en una.