4

La segunda apertura del Japón

TOKIO – El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, va a visitar Tokio en un momento excepcional de la historia de mi país, en el que su economía está adentrándose por una nueva senda de crecimiento estable que aprovechará plenamente su posición geográfica. El Japón ya no se considera el “Extremo” Oriente, sino que estamos en el centro mismo de la Cuenca del Pacífico y somos vecinos del centro de crecimiento mundial que se extiende desde el Asia sudoriental hasta la India.

No cabe duda de que ese centro de crecimiento seguirá impulsando la economía del Japón en el futuro previsible. La inversión japonesa directa está aumentando en el Vietnam y la India, por ejemplo, lo que impulsará la demanda de maquinas-herramienta y bienes de capital japoneses.

Pero, para aprovechar al máximo sus oportunidades, el Japón debe abrir aún más su economía y llegar a ser un país que cuente con capitales, recursos humanos y conocimientos extranjeros. El Japón debe ser un país capaz de crecer encauzando la vitalidad de un Asia que crece.

Para ese fin, hemos acelerado profundamente el ritmo de negociaciones sobre los acuerdos de asociación económica con diversos interlocutores de todo el mundo. Este mes, el Primer Ministro de Australia, Tony Abott, y yo concertamos un principio de acuerdo de asociación económica Japón-Australia. El siguiente será el  Acuerdo de Asociación Transpacífico (AAP), que uniría a doce países de la mayor zona comercial del mundo.