9

La batalla por Rusia

PARÍS – Cuando me llegó la noticia del asesinato del político ruso Borís Nemtsov en Moscú, recordé una conversación que tuve en cierta ocasión con un dignatario soviético antes de la caída del Muro de Berlín.

Estábamos paseando por el Parque de Versalles, hablando en general sobre el siglo XX y sus tragedias, cuando mi huésped soviético dijo de repente algo que se me quedó grabado para siempre. “Los rusos han sufrido más en este siglo que ningún otro pueblo. Durante la primera y la segunda guerras mundiales, ningún otro país padeció tantas muertes como nosotros, pero fue el poder soviético, mediante una combinación de purgas y hambrunas forzadas, el que mató a más de sus hijos que todos los enemigos de Rusia juntos”.

La tragedia de Rusia estriba en que representa una amenaza tan grande para sí misma como para sus vecinos. Cuando Europa se enfrenta al Presidente de Rusia, Vladimir Putin, en relación con Ucrania, dentro de la propia Rusia se está produciendo una batalla mayor y en última instancia más importante, en la que la rica cultura del país se enfrenta con la cruel mendacidad de su política.

Dada la naturaleza del régimen de Putin, es probable que nunca sepamos la verdad sobre el asesinato de Nemtsov, pero resulta imposible contemplar ese caso sin pensar en que de algún modo, directa o indirectamente, la senda hasta el asesinato partió cerca de la puerta del Kremlin.