The stadium hosts the first test match ahead of the 2018 FIFA World Cup Sergei Savostyanov\TASS via Getty Images

El Mundial, una oportunidad para Rusia

MOSCÚ – Este año resulta difícil imaginar una noticia positiva que incluya las palabras “Rusia” y “repercusión global”. Parece más bien que hubiera una competencia entre los medios internacionales, a ver cuál presenta la peor imagen posible de la Rusia del presidente Vladimir Putin. Y sin embargo, en dos meses Rusia será el país anfitrión del Mundial de Fútbol (el acontecimiento deportivo más mirado del mundo); y con eso hará precisamente esa clase de aporte positivo al panorama internacional.

Algunos observadores verán el Mundial 2018 como un intento de Putin de proyectar “poder blando”, y una ocasión para que funcionarios rusos corruptos se llenen los bolsillos. Pero es una interpretación demasiado superficial. En realidad, al Kremlin lo beneficia más presentar un evento bien organizado. Y el Mundial 2018 va camino de ser un éxito: ya se vendieron casi dos millones de entradas.

Los que compran esas entradas quieren ser parte de una fiesta internacional en la que compiten los mejores jugadores de fútbol del mundo; no pretenden hacer declaraciones políticas. Del mismo modo, el Kremlin no hizo más propaganda con el Mundial que la que han hecho otros anfitriones en el pasado. Alemania, Sudáfrica o Brasil, todos usaron la ocasión para pulir su imagen de países hospitalarios y abiertos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/0RSnyHF/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.