Paul Lachine

Motores de crecimiento peligrosos

WASHINGTON, DC – Mientras el mundo rico se recupera de la crisis, los países en desarrollo en su conjunto se están convirtiendo en el nuevo motor del crecimiento global. Cada vez más son una fuerza que impulsa hacia delante a las economías avanzadas. No obstante, cambiar de locomotoras siempre conlleva cierto riesgo.

Como sostenemos mi colega Marcelo Giugale y yo en nuestro reciente libro, The Day After Tomorrow (El día después de mañana), hay al menos cuatro esferas en las que se lleva a cabo este relevo. En primer lugar, en la mayoría de las economías emergentes las hojas de balance públicas y privadas son relativamente sanas. Mientras que  en las economías avanzadas se está llevando a cabo un proceso de desapalancamiento, muchos países en desarrollo podrán explorar oportunidades de inversión que no se han aprovechado –el ejemplo más evidente de ello son los cuellos de botella en infraestructura.

En segundo lugar, hay una gran cantidad de tecnologías que el mundo en desarrollo aún no adquiere, adopta o adapta. Gracias a los adelantos en información y comunicaciones, es cada vez más barato  y seguro transferir esas tecnologías. Además, la disminución en los costos del transporte y la disolución de las cadenas de producción verticales en muchos sectores están facilitando la integración de los países más pobres a la economía global.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/ASy5VDD/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.