La reanimación de Occidente

LONDRES – En un año de peligros financieros como fue 2008, el mundo se unió para reestructurar el sistema bancario global.

En 2009 mientras el comercio se colapsaba y el desempleo aumentaba drásticamente, el mundo unió fuerzas por primera vez en el G-20 para prevenir que una gran recesión se transformara en una gran depresión.

Ahora, con el desafío de una década de austeridad de bajo crecimiento, sin soluciones nacionales para el desempleo de largo plazo y estándares de vida deteriorados, el mundo necesita unirse en la primera mitad de 2011 para acordar una estrategia económica y financiera de prosperidad, que sea mucho más audaz que el Plan Marshall de los años cuarenta.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/8XEFVOj/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.