El renacimiento de las universidades europeas

COPENHAGUE – Hace algún tiempo, mientras escribía en mi casa con la transmisión por TV del torneo de Wimbledon como fondo, se me ocurrió que así como Gran Bretaña es el anfitrión del torneo de tenis más importante del mundo pero nunca lo gana, los europeos estamos en una situación similar en lo que se refiere a la educación.

La primera universidad del mundo fue la Academia de Platón en Atenas, hay universidades antiguas y venerables repartidas por toda Europa, desde Coimbra hasta Copenhague, pasando por Cambridge, y Wilhelm von Humboldt fue el pionero de la universidad moderna que une investigación y educación, en Berlín. Sin embargo, actualmente las universidades de Estados Unidos superan con facilidad a sus contrapartes europeas.

Menos del 2% del PIB de la Unión Europea se dedica a la investigación, en comparación con el 2.5% en Estados Unidos y el 3% en Japón. El gasto por estudiante de educación terciaria es de un poco más de 9,000 dólares en Francia, poco menos de 11,000 dólares en Alemania y casi 12,000 dólares en Gran Bretaña. En algunos países de la UE, como Dinamarca, la situación es mejor, pero aun así están muy por detrás de Estados Unidos, que gasta más de 25,000 dólares.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Bawvbmp/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.