Raza y republicanismo

El de la raza siempre ha sido un asunto provocativo cuando las necesidades de la ciencia y la estadística se cruzan con la política. Ahora vuelve a enconarse ese debate en Francia, pues la prevista introducción de los "datos estadísticos étnicos" ha causado una feroz disputa que afecta al corazón mismo del republicanismo francés.

Conforme a una ley que se remonta a la Revolución Francesa y reconfirmada en 1978, se prohíbe a los funcionarios estatales franceses recoger información , ya sea real o supuesta, sobre los orígenes étnicos o raciales de un ciudadano al realizar un censo u otras operaciones de recogida de datos estadísticos sobre la población.

Hay dos razones principales para ello. La primera es el principio republicano, consagrado en la Constitución, que sólo reconoce ciudadanos y no acepta distinción alguna entre ellos debida al origen, la raza o la religión. La segunda razón es histórica: los dolorosos y aún vívidos recuerdos del régimen de Vichy durante la segunda guerra mundial, cuando se estampaba el origen "racial" y religioso en los documentos de identificación nacional y se lo utilizó como instrumento decisivo para acorralar a los judíos franceses con vistas a enviarlos a los campos de la muerte.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/JlcmXmi/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.