dragomir2_ATTILA KISBENEDEKAFPGetty Images_media hungary Attila Kisbenedek/AFP/Getty Images

Los medios de comunicación secuestrados en Europa Central y del Este

BUDAPEST – En su edición del 22 de marzo, el semanario esloveno Mladina mostró en su portada una caricatura del Primer Ministro húngaro Viktor Orbán haciendo el saludo nazi mientras lo abrazaban políticos de derechas del Partido Democrático Esloveno (SDS). Y Orbán, cuyos gobiernos han logrado un control casi completo de los medios de comunicación de su país, no se lo tomó a la ligera.

La caricatura se refería a un artículo sobre la decisión del Partido Popular Europeo –un grupo trasnacional de partidos de centroderecha que posee desde 1999 la mayor cantidad de escaños en el Parlamento Europeo- de suspender la membresía del partido Fidesz de Orbán. El SDS se opuso intensamente a esa decisión, amenazando incluso con abandonar el PPE si se hacía realidad.

La embajada húngara en Eslovenia reaccionó prestamente a la publicación, exigiendo al ministerio de exteriores del país que “impidiera que en el futuro se produzcan incidentes similares”. Zoltán Kovács, uno de los miembros de la camarilla de Orbán más devotos, atacó las simpatías de izquierdas de Mladina en una entrada de blog.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/mR9FQY3es